Instalación de un módulo de memoria

3.5 Instalación de un módulo de memoria.
La instalación o sustitución de un módulo de memoria es muy sencilla y
no precisa apenas de configuración ni en el sistema ni en la BIOS. Los pasos a
seguir serían los siguientes:
1. Abrir el equipo y localizar los zócalos de memoria. Lo primero será
abrir las tapas de la unidad central y descubrir los módulos de
memoria de forma que nos permita manipularlos con comodidad. En
algunos casos deberemos desmontar la fuente de alimentación y en
otros casos, incluso liberar la chapa que sujeta la placa madre para
poder acceder cómodamente a ellos. Si desconectamos algún cable
de alimentación o datos es conveniente anotar en un papel su
localización.
2. Identificar el tipo de memoria que utiliza la placa madre: Es muy
importante identificar correctamente el tipo de memoria que utiliza la
placa madre, que en algunos casos puede soportar hasta dos tipos
distintos. Para ello, lo mejor será acudir al manual de la placa madre,
que podremos buscar en Internet, salvo que la placa sea muy antigua.
De no encontrar el manual podremos utilizar la memoria que ya está
instalada en el ordenador para extraer este dato o, en último caso, lo
compararemos con los datos estudiados en este tema.
3. Identificar la tensión de alimentación (en el supuesto que se trate
de un tipo de memoria que se fabrique con varios niveles de tensión
de alimentación distintos): Este es el caso de las placas madre que
utilizan memorias EDO y SDRAM antiguos. Para averiguar este dato,
deberemos acudir al manual o a los datos serigrafiados en la memoria
ya instalada en el ordenador si se trata de una ampliación o
sustitución.
4. Identificar la frecuencia que admite la placa madre y, en el caso de
ampliación, la frecuencia a la que trabajan los otros módulos ya
instalados en el ordenador, ya que, para un rendimiento optimo, todos
los módulos de la memoria debería ser idénticos o en su defecto, lo
más parecidos posible en cuanto a características eléctricas. Por
ejemplo, en una placa que soporte PC133 no convendría mezclar un
módulo PC100 con otro PC133.
5. Identificar la latencia CAS: Aunque no es imprescindible, si es una
ampliación de memoria y se utiliza una placa madre moderna, es
conveniente identificar la latencia CAS de la memoria ya instalada de
forma que compremos un módulo con idéntica latencia. Este
parámetro lo ajustaremos en la BIOS para un funcionamiento óptimo.
Si implementa la función SPD no será necesaria la programación de la
Bios, pero sí que las dos memorias sean idénticas en este sentido.
6. Comprar el módulo o módulos de memoria: Una vez identificados
los datos anteriores compraremos el módulo o módulos necesarios
buscando el módulo más parecido al nuestro. Si no conseguimos un
módulo idéntico es conveniente acordar con el vendedor la posibilidad
de cambio en el caso de que el módulo comprado no funcione en
nuestro sistema, cosa muy habitual en memorias antiguas. Siempre
será una garantía comprar memorias de marcas conocidas con las
correspondientes etiquetas y sellos del fabricante.
Si se trata de una ampliación de módulos antiguos ya descatalogados,
es conveniente que comparéis precios en varios distribuidores, puesto
que las diferencias en estos casos puede ser de hasta el doble. En
todo caso, deberemos evaluar la rentabilidad de la ampliación.
7. Desmontaje de los módulos antiguos: Si se trata de sustituir un
módulo por otro, lo primero será desmontar el módulo viejo, para ello,
lo primero que deberemos hacer es localizar visualmente los puntos
de anclaje de la memoria que son diferentes según el módulo en
cuestión. Una vez localizados los puntos de anclaje los liberaremos
con mucho cuidado de no romperlos (en cuyo caso ya no podríamos
colocar el módulo nuevo) y lo extraeremos cogiendo el módulo
lateralmente sin tocar las superficies metálicas del módulo. Como
siempre, sería conveniente utilizar una pulsera antiestática conectada
a una toma tierra o a la masa del equipo.

clip_image001

clip_image002
Ilustración 3.15. Vista de los anclajes de distintos zócalos de memoria
8. Montaje de los módulos nuevos: La instalación del módulo nuevo
viene a ser la inversa del desmontaje, lo importante es examinar el
funcionamiento de los puntos de anclaje y el ángulo de inserción del
módulo o, en su caso, si dispone de un carril, deberemos fijarnos bien
en él a la hora de insertar el módulo para que entre perfectamente.
Una vez estudiado el zócalo, procederemos a su inserción y anclaje
que se realizará de forma distinta según sea el caso:
a. Módulos SIMM y DIMM de 30 y 72 contactos: En este caso,
el módulo se introduce con un ángulo de inclinación de unos 45
a 60 grados presionando hasta que los contactos se inserten
perfectamente en la ranura del zócalo. Una vez insertado en la
ranura se procede a poner vertical el módulo, fijándolo a los
anclajes laterales del zócalo. Para un anclaje perfecto
deberemos escuchar un chasquido que efectúa el anclaje al
sujetarse al módulo.
b. Resto de módulos SIMM y DIMM: El resto de módulos se
insertan en zócalos similares que disponen de un carril en el
lateral que facilita la inserción en el zócalo. Una vez alojado en
el carril, se presionará en los dos extremos del módulo hasta
que notemos un chasquido que indica que el anclaje lateral ha
encajado en el módulo. En este caso, comprobaremos
visualmente que los anclajes se han acoplado verticalmente al
módulo, presionando sobre unas muescas del módulo hechas a
tal efecto. También podremos comprobar, mediante tracción
ligera, que el módulo no se suelta del zócalo.
9. Configuración de la BIOS: En general no hay que realizar ninguna
configuración de la BIOS para que el chip recién instalado funcione,
sólo en algunas placas antiguas anteriores al Pentium era necesario
entrar en la BIOS para que la reconociese y, sin modificar nada, volver
a salir de ella. Por tanto, una vez colocado el módulo y tras
asegurarnos que está todo en orden, arrancaremos el ordenador y
comprobaremos que en la secuencia de inicio del sistema, se
reconoce la nueva memoria y que posteriormente se inicia bien el
sistema operativo. Si se inicia bien el sistema y no se vuelve inestable
el ordenador, en principio no tendremos mas que hacer.
Si conocemos el valor de la latencia CAS de la memoria, podremos
acceder a la BIOS y, tras anotar el valor que trae por defecto la bios,
lo configuraremos a dicho valor. Una vez configurado comprobaremos
la estabilidad del sistema, si este permanece estable lo dejaremos así,
en caso contrario acudiremos de nuevo a la BIOS para aumentar el
valor de latencia CAS.
3.5.1 Averías producidas en las memorias
En general las memorias son elementos bastante robustos que no se
deterioran fácilmente en su montaje y que soportan bastante bien el paso del
tiempo, con lo cual, si no tienen defectos de fabricación y están bien ventilados
en la caja, pueden durar muchos años sin deteriorarse. Sin embargo, durante el
montaje pueden producirse problemas de funcionamiento que podríamos
resumir en los siguientes:
Tras montar la memoria el sistema no funciona. Las causas
pueden ser las siguiente:
o El módulo es nuevo, se ha montado en un sistema nuevo
y el sistema no arranca: En este caso la posible avería es
que no se ha insertado correctamente, por lo que sería
conveniente comprobar su colocación y anclaje presionando
fuertemente el módulo.
o El módulo es nuevo y se ha montado en un sistema
nuevo, el sistema arranca, pero se vuelve inestable y se
cuelga mucho. En este caso puede ser un problema de
temperatura del módulo, por lo que puede que esté defectuoso
o que la alimentación del zócalo sea superior a la que soporta
el módulo. En este último caso, si la placa permite ajustar la
alimentación del módulo, será conveniente reducirla hasta que
el sistema se haga estable. Si el problema persiste, es
conveniente cambiar la memoria por otra.
o El módulo se ha insertado junto a otro antiguo y el
sistema no arranca. En este caso, tras comprobar que está
correctamente insertado en el zócalo, la posible avería puede
ser la incompatibilidad con el módulo antiguo. Deberemos
entonces probar con otro módulo que sea lo más idéntico
posible al antiguo.
o El módulo se ha insertado junto a otro antiguo y el
sistema se ha vuelto inestable: En este caso la posible
avería puede ser la incompatibilidad con el módulo antiguo.
Deberemos entonces probar con otro módulo que sea lo más
idéntico al antiguo. Si con el módulo antiguo funcionaba bien,
no es conviene modificar la tensión de alimentación de la
memoria (si la placa lo permite), puesto que es posible que el
módulo antiguo no soporte dicha variación.
o El sistema funcionaba correctamente y, de repente, el
sistema se vuelve inestable: Son muchos los factores que
pueden producir esta avería:
Sistema operativo corrupto o con virus.
Mala configuración de la BIOS.
Microprocesador defectuoso o con refrigeración
precaria.
Chipset de la placa madre defectuoso.
Defecto en alguna de las tarjetas conectadas en los
slots de la placa madre.
Memoria defectuosa.
Por tanto, los pasos a seguir para aislar el problema serán:
Descartar un problema con el sistema operativo,
reinstalándolo y eliminando cualquier virus que pueda
tener el sistema.
También probaremos a configurar la BIOS con las
opciones por defecto, aunque si antes funcionaba bien
con la configuración actual de la BIOS no hay por qué
suponer que este pueda ser el problema.
Una vez hecho esto, si el problema persiste, deberemos
utilizar un programa de diagnóstico que fuerce al
sistema a fallar para detectar dónde está realmente el
error.
Si no disponemos de este tipo de programas, lo primero
será comprobar que el radiador del microprocesador
está bien acoplado al microprocesador y que funciona
correctamente.
Posteriormente quitaremos todas las tarjetas
conectadas en los slots de la placa madre menos la
tarjeta gráfica, salvo que la placa madre disponga de
una tarjeta gráfica, en cuyo caso también la quitaremos.
Si el problema persiste, el siguiente paso será cambiar
la memoria y probar de nuevo la estabilidad del
sistema.
Si el problema no se resuelve, el siguiente paso será
probar con un procesador nuevo.
En último lugar, procederemos a cambiar la placa
madre.

Acerca de scaremuch

Todo acerca de telecomunicaciones , electricidad , informática , hardware
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s